Saltar al contenido
EL AGUAMARINA

7 MANERAS DE LIMPIAR EL AGUAMARINA | Cómo recargarla

Gema de aguamarina tallada

El agua marina, como el resto de las piedras y gemas, con el uso se van impregnando de energías nocivas y van perdiendo fuerza. Por ese motivo, cuando acabas de comprarla y si la usas con frecuencia, es preciso que la limpies para que mantenga intactas sus propiedades calmantes, protectoras y sanadoras.

Limpieza del aguamarina mineral

De entre las numerosas formas que existen de limpiar esta piedra, nosotros te proponemos las 7 más efectivas.

1. Coloca el aguamarina bajo una corriente de agua dulce

Si no estás en plena naturaleza, junto a una cascada, en un arroyo o una fuente, el agua corriente te servirá. En este caso te ayudará visualizar a tu agua marina limpiándose con una luz o un líquido brillante sanador.

Un chorro de agua natural limpia el cristal
Un chorro de agua natural limpia el aguamarina

2. Sumergir el aguamarina en el mar

No hay mejor forma de limpiar un aguamarina que bañándola en el mar. La afinidad de la piedra con este elemento permite que la piedra retorne a su estado de pureza origina.

¡Atención! Ten cuidado de no perder de vista tu agua marina. Sumérgela en una bolsita o dentro de un objeto visible, pues podría confundirse con el mismo agua de mar.

3. Limpiar el aguamarina en agua dulce con sal marina

Este método es el más extendido por su sencillez y eficacia para limpiar energéticamente la mayoría de las piedras y gemas.

Consiste en llenar un recipiente de cristal con agua dulce a la que hemos añadido una cucharada de sal de mar. Transcurridas 24 horas, saca tu aguamarina, sécala y límpiala cuidadosamente. Estará lista para ser recargada.

El agua con sal marina limpia los cuarzos
El agua con sal marina limpia los cuarzos

4. Pasar el aguamarina entre el humo del incienso

Un buen incienso de olíbano, de copal, de mirra o de cualquier planta que crezca por tu zona te ayudará a limpiar tu aguamarina. Tan sólo tienes que pasarla entre el humo y permitir que el humo purificador actúe.

5. Colocando bajo tierra el aguamarina

Si tienes localizado el lugar exacto donde entierras tu aguamarina, este sistema eliminará todas la memorias. Realmente es como devolverla a su estado original. Para que sea más efectivo, entiérrala en luna menguante.

Drusa grande de amatista
Las drusas de amatistas son ideales para limpiar y recargar otras piedras

6. Poniéndola en una geoda o drusa de cuarzo

El cuarzo blanco, el transparente o la amatista son los mejores para recargar otras piedras. Su energía es capaz , al cabo de 24 horas, no sólo de limpiar las otras piedras, sino de recargarlas de energía.

7. Mediante la visualización

Este sistema es para los que tienen tal conexión con su aguamarina, que ya detectan cuándo está sucia o sin energía. En este caso, puedes limpiar tu aguamarina con la visualización mientras la sujetas con las manos durante la meditación.

Cargar la piedra aguamarina

Una vez limpio tu mineral de aguamarina, estará listo para ser cargado. El método tradicional de recargar las piedras consiste en colocarlas bajo la influencia del sol o de la luna.

Aunque no existe peligro de decoloración bajo el sol, como les ocurre a otras piedras, el aguamarina al ser una piedra acuática y receptiva se carga mejor con la luna. Para ello, la colocarás bajo la influencia de la luz de la luna llena durante un par de noches.

Con esta información podrás cuidar, limpiar y recargar tu aguamarina. ¡Disfrútala!